Hola a todos, mil disculpas por estar un poco ausente.   Recientemente me intoxique por gluten y vaya que en esta ocasión me afectó muy fuerte, por eso he estado un poco ausente del Blog y las redes.

Es que ser celíaco, alérgico o intolerante al gluten, te cambia la vida.    Poniéndolo simple, la vida gira en torno a reuniones sociales, familiares o de trabajo que ofrecen siempre  algo de comer y uno siempre es el «issue» del lugar, porque no podemos consumir gluten.



Para los que son sintomáticos, van desde reflujo y acidez,  dolor abdominal, vómitos, diarreas, estreñimiento, hinchazón, mareos, dolores de cabeza, migrañas, entre otros.

Lo recomendado en caso de intoxicación por gluten, es mantenerse hidratado, consumir una dieta blanda y tener un poco de paciencia.   Para algunos dura entre 3 días a 2 semanas.   Les compartimos el link de Face,  ¿Sabes cómo actuar tras una intoxicación por gluten?

Tip: Perrier (o el agua carbonatada de tu preferencia) con limón es muy buena para quitar la sensación de nauseas y ayuda con el malestar estomacal durante estos días.

Aprovechando este tema, hago un llamado de atención a las personas que sabiendo del tema de la contaminación cruzada, aun etiqueten sus productos «gluten free» solo porque existen dietas sin gluten de moda.   Comprendemos que no existe una Ley en Panamá, pero si queremos exhortar a estas personas que en caso de no llevar los cuidados, coloquen en su etiqueta no apto para celíacos.

Para los que desean abrir un negocio o quieren incursionar en una segunda línea gluten free, pero no saben de la contaminación cruzada, existe mucha información en línea, igualmente pueden contactar a la Fundación de Celíacos de Panamá para que los asesoren sobre este tema.



Dicho esto vamos a compartir unos tips para evitar la contaminación cruzada en casa o para un negocio sin gluten:

  1. Es preferible utilizar productos naturales, ya que los productos manufacturados tienen un mayor riesgo de estar contaminados o de contener trazas de gluten.
  2. Almacenar los productos sin gluten separados de los con gluten y tenerlos identificados de forma clara mediante etiquetas, pegatinas, envases de colores distintos, etc.
  3. Ordenarlos según el principio básico “arriba-abajo” de la higiene alimentaria. En este caso, ya sea en un armario en la despensa o en el frigorífico, arriba se dispondrán los alimentos sin gluten y abajo los alimentos con él. Si se dispone de la posibilidad, también se puede reservar un armario específico para los productos sin gluten.
  4. Sustituir los trapos de cocina para papel de un solo uso.
  5. Evitar la presencia de harinas y pan rallado en la cocina porque son productos muy volátiles y pueden contaminar fácilmente las zonas de trabajo.
  6. Lavar la superficie de la zona de elaboración antes de empezar a trabajar.
  7. Lavarse las manos antes de comenzar la elaboración.
  8. La aceitera, salseras, cestas y saleros de mesa son elementos de uso exclusivo.    Igualmente con el salero de la cocina, el que se usa con las manos, conviene eliminarlo y salar todas las preparaciones con un salero en el que no usemos las manos. De esta forma se evitarán contaminaciones accidentales.
  9. Las preparaciones sin gluten se elaborarán antes que el resto.
  10. En caso de estar preparando simultáneamente dos preparaciones (una con gluten y la otra sin), en estos casos conviene tapar las cazuelas, sartenes, etc. para evitar las salpicaduras de un recipiente (el de con) sobre otro (el de sin).
  11. Los productos para untar serán exclusivos para los celíacos ya que es fácil contaminarlos.   Ejemplos: Mantequillas, mermeladas, quesos untables, etc.
  12. El aceite de para frituras para una preparación sin gluten ha de ser “nuevo” o haber sido usado anteriormente solo con alimentos sin gluten.
  13. Cuando utilices el microondas recuerda tapar la comida, así evitarás posibles contaminaciones.
  14. Puedes compartir el horno asegurándote de que las bandejas estén limpias y que no utilizas programas con aire o ventilador. En el caso de que lo necesites, limpia el horno con agua y jabón o productos específicos.
  15. Los equipos y utensilios deben ser de material lavable, liso, no poroso y fácil de limpiar y desinfectar. Evitar los utensilios de madera. Es preferible utilizarlos de acero inoxidable o plástico.

Fuentes:

Dr. Juan Revenga – Control del paciente celíaco en relación a la contaminación cruzada 

Face – Manipulación de Alimentos

Asociación de Celíacos de Catalunya – 20 Consejos Prácticos 

Sino sabes donde se encuentra el gluten, puedes leer nuestra entrada Qué es el gluten?

Deja una Respuesta

Deja un comentario